«Si lo sabemos, lo amamos y si lo amamos, lo defendemos».

«Si lo sabemos, lo amamos y si lo amamos, lo defendemos».
«Si lo sabemos, lo amamos y si lo amamos, lo defendemos».

 

«Si lo conocemos, lo amamos y si lo amamos, lo defendemos», Xavier Cervera, enamorado de Vic

Estas son las palabras de  -como él mismo se confiesa- y guía turístico del Vicus y Ausonensis. Las hemos escuchado en el recorrido que hemos realizado de extremo a extremo de la emblemática Plaza del Mercadal. El punto de partida ha sido la época medieval con las mirillas de las casas camufladas en los artesonados, el serpenteo debajo de los porches que rodean la plaza y la irregularidad de las casas que precisamente dan forma a su belleza. Y al final de este camino de curiosidades y observación de todo lo que para muchos vigatans todavía se mantiene en secreto, hemos llegado al esplendor del modernismo. Pero esto no fue todo, Xavier nos había preparado una sorpresa y mientras atendía  las dudas de todos los presentes nos ha llevado a la Casa de la Ciutat. Hemos entrado sigilosamente y, tras subir unas escaleras y cruzar los archivos municipales, hemos llegado a una pequeña sala donde encontramos las últimas escaleras -estas de madera-, estrechas y elevadas. Nadie podía imaginar que saldríamos al campanario y veríamos la plaza desde esa perspectiva. La emoción y la gratitud estaban  y la felica flor de piel y la felicidad por el momento inesperado fue compartida por todos.

Sí, este lunes ha sido diferente, empapado de historia y acompañado de amigos y clientes que forman parte de mi historia profesional desde el inicio.


«Si lo sabemos, lo amamos y si lo amamos, lo defendemos».
«Si lo sabemos, lo amamos y si lo amamos, lo defendemos».
«Si lo sabemos, lo amamos y si lo amamos, lo defendemos».
«Si lo sabemos, lo amamos y si lo amamos, lo defendemos».
«Si lo sabemos, lo amamos y si lo amamos, lo defendemos».
«Si lo sabemos, lo amamos y si lo amamos, lo defendemos».
«Si lo sabemos, lo amamos y si lo amamos, lo defendemos».
«Si lo sabemos, lo amamos y si lo amamos, lo defendemos».
«Si lo sabemos, lo amamos y si lo amamos, lo defendemos».